Año nuevo, de 10 para todos…

Dicen que el 31 de diciembre de cada año hay que hacer un balance, o en general aunque no tengamos planeado hacerlo pasa siempre por nuestra cabeza las cosas que nos marcaron y que hacen que le demos un puntaje al año que está por quedar en el calendario de la historia.

Podría decir que hace un año no estaba haciendo un balance sino más bien comprando las cosas para hacer la comida y festejar junto a toda la delegación ese año nuevo que nos encontraba todos mojados en Bolivia. Y así lo comencé, de la forma más linda que he vivido, con experiencias que jamás olvidaré y amigos que llevaré por siempre en mi corazón. Por que no importa la edad, no importa el país, las creencias, el color… ese día fuimos todos uno solo que gritó a la vez felíz año nuevo! y empezaron los abrazos, las lágrimas y los brindis por los que habíamos dejado en nuestro hogar… me llené tanto de buenos deseos y alegría que pienso que esa fue la clae por la que siento que tuve un 2009 inolvidable…

Sigue leyendo

La navidad

Estuve buscando en Google qué es la navidad, y para mi sorpresa más allá de definiciones de diccionario, de páginas webs vacías o copiadas, no encontré algo que me dijera qué es la navidad exactamente. Por eso me puse a pensar en cuáles serían los motivos y rápidamente la respuesta llegó a mi cabeza, pero más que nada a mi corazón:

Sigue leyendo

Para imitar, un ejemplo a la vida

Con un bebé en brazos, una mujer muy asustada llega al consultorio de su ginecólogo y le dice:

Doctor, por favor ayúdeme, tengo un problema muy serio.  Mi bebé aún no cumple un año… y ya estoy de nuevo embarazada.
No quiero tener hijos en tan poco tiempo, prefiero un espacio mayor entre uno y otro….

El médico le preguntó: Muy bien, ¿qué quiere que yo haga?

Ella respondió: Deseo interrumpir mi embarazo y quiero contar con su ayuda.

El médico se quedó pensando un poco y después de algún tiempo le dice: Creo que tengo un método mejor para solucionar el problema y es menos peligroso para usted.

La mujer sonrió, pensando que el médico aceptaría ayudarla.

Él siguió hablando: Vea señora, para no tener que estar con dos bebés a la vez en tan corto espacio de tiempo, vamos a matar a este niño que está en sus brazos.
Así usted tendrá un periodo de descanso hasta que el otro niño nazca. Si vamos a matar, no hay diferencia entre uno y otro de los niños. Y hasta es más fácil sacrificar éste que usted tiene entre sus brazos puesto que usted no correrá ningún riesgo.

La mujer se asustó y dijo: ¡No, doctor! ¡Que horror! ¡Matar a un niño es un crimen!

También pienso lo mismo, señora, pero usted me pareció tan convencida de hacerlo, que por un momento pensé en ayudarla.

El médico sonrió y después de algunas consideraciones, vio que su lección surtía efecto.

Convenció a la madre que no hay la menor diferencia entre matar un niño que ya nació… y matar a uno que está por nacer, y que está vivo en el seno materno.

¡ EL CRIMEN ES EXACTAMENTE EL MISMO !

Porque todo niño tiene derecho a la vida

Family Game: Clásico de clásicos

He sido amante de los video juegos desde muy pequeña, si bien nunca tuve en mi casa, nunca se me negó una partidita en el barrio, en la casa de mis primas, etc…

Se hacía la hora de la siesta y era un clásico: Casa de Dani para darle sin parar a la family… luego el barrio fue ampliando su tecnología y llegó la Sega a la cuadra: haciamos cola para jugar al Street Fighter, al Sonic y a tantos otros juegos que tenían que cambiar los josticks cada dos por tres…

Un verano llegó a mi vida la Play Station, un amigo me la prestó,era todo un desafío… Pasé mi confirmación jugando y jugando. La Play era otra parte de mi… Pero como era prestada no duró para siempre, la despedida fue dura y tuve que volver a los viejos recuerdos y consolarme con Family y Sega

Si bien la tecnología fue creciendo a pasos agigantados y hoy es una pelea si la Play 3 o la Wii, que si estás todo el día sentado como una marmota o si te cansas de jugar por extremo ejercicio físico, que quién tiene mejores gráficos, cuál es más real, etc… si te ponen una Family frente a vos estoy segura que no dudarás en gritar: ¡Nooo te acordás!!! El Mariooo, el Contraaa, el ice Climber, El Circus, Popeyeee, el del pato, el bomberman, battle city!!! y tantos otros juegos que fueron parte de tu infancia (y no tanto)… Hoy puedo decir que después de 20 años tengo mi propia Family (digamos) y en el momento que llegó al depto, todos tuvieron la misma reacción y las ganas de jugar sin parar al Mario, recordar dónde estaban las vidas, reirse de los gráficos pero recordando cada detalle como si hubiera sido ayer que lo hubieran jugado por primera vez.. Y no faltaron esos que al contarles “la novedad” no dudaron en decir: ¡cuando vamos a jugar!!!!!… Y si, no será la Wii, ni la Play, pero es un clásico al que no se le niega una partida y que te trae miles de recuerdos que nadie te puede quitar ni reemplazar…

y vos, a qué jugabas en tu Family?

Acá les dejo un par de links de Taringa en donde pueden jugar y recordar…

Juegos Family:

http://www.taringa.net/posts/juegos/1478058/Juegos-q-jugaste-al-Family-cuando-eras-chico–%283-mb-+-emu%29.html#cielo

http://www.taringa.net/posts/juegos/1614867/Juegos-Family-+-emuladores.html

http://new.taringa.net/posts/juegos/1093976/Jug%C3%A1-los-Juegos-De-Family-Online!.html

¡Día del estudiante y de la Primavera!

Para recordar porqué somos ESTUDIANTES!!!!!  Felíz día a todos!

Leyes del estudiante

1. El alumno siempre tiene la razón, pero nunca se la dan.

2. El alumno no copia, contrasta resultados.

3. El alumno no saca torpedos, recuerda el tema.

4. El alumno no duerme en clase, reflexiona.

5. El alumno no se corre, su presencia es requerida en el bar.

6. El alumno no habla en clase, intercambia impresiones.

7. El alumno no mastica chicle, fortalece sus encías.

8. El alumno no lee revistas en clase, se informa.

9. El alumno no insulta al profesor, le recuerda lo que es.

10. El alumno no pinta en las mesas, practica expresión artística.
Sigue leyendo

La pincita

Hay objetos que son más que simples objetos. Son cosas que forman parte de nuestra vida, que para nosotros tienen una significación diferente porque nos acompañaron en momentos claves y están plagadas de recuerdos. Así como para ellos la pelota no es sólo una pelota sino es un “hay equipo”, partidito con amigos, tano pasala, asadito para festejar, nos reunimos en lo del gordo a ver el partido, etc. A nosotras nos pasa lo mismo con la pincita.

La pincita es nuestra compañera fiel, viene con nostras a todas partes y si no la tenemos nos sentimos desnudas. Más de una vez, vimos ese pelito rebelde en el espejo del ascensor de un edificio o reflejado, gracias a luz mala que entró por la ventana, sobre el portarretratos que adorna el escritorio en la oficina  y entramos en colapso. Por suerte la teníamos a ella en la cartera, lista para rescatarnos.

En general solemos llevar un pack de pincita más espejito y algunas en privado, otras en público (femenino), sacamos el pack promo y nos ponemos manos a la obra. Además el tema de la pinza es también contagioso. Basta recordar las charlas entre amigas y pincitas… llega tu amiga, te ve armada y te pide una pinza también. Se la alcanzás, y bajo el sol, se ponen al frente del arduo trabajo depilatorio; entre los tirones se crea un clima de intimidad que da lugar a las charlas de chicas que tanto disfrutamos. Tu amiga te cuenta los logros laborales recientes; vos le confesás que él no te quiere y que antes de ser dejada, lo vas a llamar para cortar la relación; chusmean sobre la fiesta de exegresados del colegio y sobre lo destruída que estaba Mariana, la ex chica popular; y critican a la farándula nacional e internacional mientras se ponen al día de las noticias de las revistas cholulas a las cuales tu amiga siempre tiene acceso gratis por su trabajo en la consultora de prensa. Y así, en medio del dolor compartido, nacen las mejores conversaciones entre mujeres, en las charlas de pincita. Sigue leyendo

Mitos Femeninos: El baño

Así comienzo esta nueva sección: Mitos Femeninos  (gracias a Dani que me manda el material, grosa!)
Quizá sea ésta una de las profundas preguntas que aquejan al universo masculino.  A decir verdad, en lo que se presenta a primera vista como un fenómeno extraño para el hombre, representa un comportamiento que tiene un fundamento antropológico.
Recordando a Marc Augé y su idea del no-lugar, ese espacio frío, anónimo donde las personas establecen vínculos puramente transaccionales, un lugar que no evoca sentido de pertenencia; fue que imperiosa surgió en mí la necesidad de explicar porqué vamos juntas al baño.
Espero no herir susceptibilidades, ya que esta acción no responde a esa clase de fantasía que ratonea a todos los hombres. Tampoco a un capricho. Se explica en la lógica intrínseca del pensamiento femenino. El baño dista de ser como cualquier otro ambiente de una casa, un bar, un boliche. El toilette de damas representa nuestro sí-lugar.
Por contraposición al no-lugar, es el ámbito predilecto en el cual podemos distendernos, repleto de sentido, que despierta real interacción entre sus numerosas visitantes. No reconoce un límite claro entre lo público y lo privado, sino más bien es un híbrido que depende del humor con el que nos levantamos. Ilustraré con ejemplos para clarificar el concepto. Sigue leyendo