Archivo para 31 diciembre 2009

Año nuevo, de 10 para todos…

Dicen que el 31 de diciembre de cada año hay que hacer un balance, o en general aunque no tengamos planeado hacerlo pasa siempre por nuestra cabeza las cosas que nos marcaron y que hacen que le demos un puntaje al año que está por quedar en el calendario de la historia.

Podría decir que hace un año no estaba haciendo un balance sino más bien comprando las cosas para hacer la comida y festejar junto a toda la delegación ese año nuevo que nos encontraba todos mojados en Bolivia. Y así lo comencé, de la forma más linda que he vivido, con experiencias que jamás olvidaré y amigos que llevaré por siempre en mi corazón. Por que no importa la edad, no importa el país, las creencias, el color… ese día fuimos todos uno solo que gritó a la vez felíz año nuevo! y empezaron los abrazos, las lágrimas y los brindis por los que habíamos dejado en nuestro hogar… me llené tanto de buenos deseos y alegría que pienso que esa fue la clae por la que siento que tuve un 2009 inolvidable…

Sigue leyendo

Anuncios

La navidad

Estuve buscando en Google qué es la navidad, y para mi sorpresa más allá de definiciones de diccionario, de páginas webs vacías o copiadas, no encontré algo que me dijera qué es la navidad exactamente. Por eso me puse a pensar en cuáles serían los motivos y rápidamente la respuesta llegó a mi cabeza, pero más que nada a mi corazón:

Sigue leyendo

Para imitar, un ejemplo a la vida

Con un bebé en brazos, una mujer muy asustada llega al consultorio de su ginecólogo y le dice:

Doctor, por favor ayúdeme, tengo un problema muy serio.  Mi bebé aún no cumple un año… y ya estoy de nuevo embarazada.
No quiero tener hijos en tan poco tiempo, prefiero un espacio mayor entre uno y otro….

El médico le preguntó: Muy bien, ¿qué quiere que yo haga?

Ella respondió: Deseo interrumpir mi embarazo y quiero contar con su ayuda.

El médico se quedó pensando un poco y después de algún tiempo le dice: Creo que tengo un método mejor para solucionar el problema y es menos peligroso para usted.

La mujer sonrió, pensando que el médico aceptaría ayudarla.

Él siguió hablando: Vea señora, para no tener que estar con dos bebés a la vez en tan corto espacio de tiempo, vamos a matar a este niño que está en sus brazos.
Así usted tendrá un periodo de descanso hasta que el otro niño nazca. Si vamos a matar, no hay diferencia entre uno y otro de los niños. Y hasta es más fácil sacrificar éste que usted tiene entre sus brazos puesto que usted no correrá ningún riesgo.

La mujer se asustó y dijo: ¡No, doctor! ¡Que horror! ¡Matar a un niño es un crimen!

También pienso lo mismo, señora, pero usted me pareció tan convencida de hacerlo, que por un momento pensé en ayudarla.

El médico sonrió y después de algunas consideraciones, vio que su lección surtía efecto.

Convenció a la madre que no hay la menor diferencia entre matar un niño que ya nació… y matar a uno que está por nacer, y que está vivo en el seno materno.

¡ EL CRIMEN ES EXACTAMENTE EL MISMO !

Porque todo niño tiene derecho a la vida